Blog

Los famosos “supuestos”, y cómo interfieren en tus objetivos financieros

By diciembre 22, 2020 No Comments

Los famosos “supuestos”, y cómo interfieren en tus objetivos financieros

 

“La oportunidad es una diosa arrogante que no pierde el tiempo con los que no están preparados.” El hombre más rico de Babilonia.

 

Cuando vivimos “en automático”, nuestras decisiones están guiadas por supuestos y no por realidades. 

La cultura financiera comienza, precisamente, por revelar muchos de los “supuestos” que están disfrazados en nuestras vidas, de forma que podamos sustituir los por hábitos sanos. 

He aquí algunos de los “supuestos” que aceptamos como guía y que en realidad nos alejan del bienestar : 

 

Supuesto 1: Ingreso y bienestar es lo mismo: 

Vivimos como si fuera verdad que el ingreso garantiza el bienestar . Por tanto, a mayor ingreso, mayor bienestar . 

Dentro de este supuesto no cabe la necesidad de gestionar adecuadamente los recursos ni los riesgos, lo cual constituye la base de todo ahorro sostenible y por tanto, de todo bienestar .

Es decir , entendemos que el tener un buen sueldo te garantizará una vida de riqueza y bienestar , cuando no necesariamente es así, el truco está en el manejo de los recursos. 

Considerar al ingreso como la única fuente del bienestar es, claramente, una creencia falsa. Si tienes dudas, sólo observa cuán vulnerable es la prosperidad de la gran mayoría de las personas frente a los fluctuaciones de la vida, independientemente del nivel de ingreso que tengan. 

Por ejemplo, imagina que tienes un trabajo en el cual ingresas bien  y hasta reciben incentivos y bonificaciones. Tienes una estabilidad momentánea porque cada mes recibes tus ingresos y te da para resolver todos tus gastos fijos y mucho más, pero sucede que de buenas a primeras, te quedas sin empleo, ¿Qué crees que va a pasar si no has llevado una cultura financiera potable? Pues te verás afectado por la crisis de la negligencia financiera, estarás en bancarrota. 

¿Qué es un supuesto?

Un supuesto es una idea preconcebida que aceptamos como verdadera sin preguntarnos si es cierta o no. 

Muchas veces, los supuestos son tan aceptados por nuestro entorno social que ni siquiera nos damos cuenta de que existen. 

 

Supuesto 2: Combina talento y trabajo, te irá bien: 

El problema de este supuesto – que es primo hermano del anterior – no es que no sea verdad, sino que no es toda la verdad. 

Cuando combinamos talento y trabajo, lo que conseguimos es ingreso y el ingreso es sólo la mitad del camino hacia el bienestar , recordemos que por más dinero que ingresemos, si no llevamos un orden en cuanto a nuestras finanzas, nos veremos afectados a largo plazo. 

Para comprender esto, pregúntate: ¿qué es más difícil: conseguir tus ingresos mensuales o lograr que ese ingreso se convierta en bienestar , a partir de un correcto orden en tus finanzas?

 

Supuesto 3: Si nos juntamos con una cantidad de dinero suficientemente grande… ¡ya! 

Este es un gran espejismo: creer que todos nuestros problemas se resuelven si logramos reunir una cierta cantidad de dinero. 

En realidad, si no construimos hábitos sanos de consumo de recursos y de gestión de riesgos, nuestro bienestar siempre será vulnerable independientemente del dinero que recibamos. 

 

Supuesto No. 4: Vivir “aliados” es normal: 

Como es algo que les sucede a muchas personas a nuestro alrededor , llegamos a asumir que vivir con muchas deudas es normal. Ciertamente, los préstamos o créditos, son elementos necesarios en nuestras vidas, y pueden ser de gran ayuda para el logro de nuestros objetivos de vida productiva o personales. 

Sin embargo, no tiene que convertirse en una carga excesiva ni en una prisión para nuestro bienestar .

 

Para recapitular , te recuerdo que un supuesto  es una idea preconcebida que aceptamos como verdadera sin preguntarnos si de verdad es así, el camino hacia la deconstrucción, o más bien el cambio de chip, se encuentra precisamente en aceptar nuestra realidad sin buscar justificaciones y encaminarnos hacia una correcta cultura financiera. 

Si has llegado hasta aquí quiero decirte que la mejor manera de evitar que estos supuestos interfieran en tus objetivos, es dirigir tu planificación financiera hacia la sostenibilidad y la construcción de la riqueza.

 

Leave a Reply