Blog

By enero 24, 2020 No Comments

Razones por las que se te dificulta ahorrar (Parte II)

Por Cristian Burgos.

En una pasada ocasión dialogamos sobre la importancia de tener al ahorro como consecuencia, además de entender por qué trabajo y talento no basta para hacer riquezas, ahora continuaré dándote uno que otro consejo sobre el ahorro.

El desarrollo está en el gasto. No en el ingreso 

Ya sea para una familia, una empresa o una nación, el cómo se dispone de lo que se ingresa es el determinante clave para el desarrollo. De hecho, cómo se gestiona el gasto – de nuevo, tanto para una comunidad familiar como para una empresa o un país – acaba determinando la cantidad de ingreso que se generará.

Recordando algunos apuntes que realicé en 2014, en colaboración con el colega, Paulo Herrera M., para el periódico Hoy,  el hecho de que más, no es necesariamente mejor, está a estas alturas, demostrado. Y, sin embargo, la mayoría de los habitantes de Latinoamérica – gobernantes y líderes de empresas incluidos – nos resistimos a aceptarla. Seguimos, en cambio, apostando a los viejos y vencidos criterios de maximización que nos llevará el capitalismo de la era industrial. 

A nivel de la economía familiar, partir de la premisa de que ingreso equivale a bienestar puede llevarnos a la trampa de la persecución desenfrenada del ingreso. De esta forma, el único sentido de dirección que aceptaremos como válido es aquel que nos lleva a aumentar nuestros ingresos, sin que nos importe demasiado la calidad de nuestros gastos.

Este modelo unidimensional de abordar el crecimiento parece funcionar, siempre que el nivel de ingreso se mantenga. La realidad es, sin embargo, que los ingresos fluctúan; por lo que este camino lleva, casi invariablemente, al híper-consumo, a la acumulación excesiva de activos no productivos y, en último término a la iliquidez.

Prestar atención al por qué y para qué se gasta es mucho más importante para el desarrollo que enfocarse exclusivamente en aumentar el ingreso. Para desarrollarse de forma sostenible, hacen falta las dos cosas.

Te recuerdo que el desarrollo está en el gasto, no en el ingreso, mientras mejor inviertas aunado a una buena cultura financiera, mejor serán tus riquezas. Si mal gastas y mal inviertes tu dinero, tendrás malas consecuencias. 

Espero tenerte por aquí más seguido. Gracias por leer.

Leave a Reply